Make your own free website on Tripod.com

Nectario Andrade Labraca Homenaje

Escritos de Rafael Andrade Rodriguez a Su Padre Nectario Andrade Labarca



Home
Homenaje Póstumo
Testimonio de quienes lo conocieron
Los Andrade Rodriguez
Escritos de Rafael Andrade Rodriguez a Su Padre Nectario Andrade Labarca
Los Coromotos
Un Revolucionario
El Universitario
Su Curriculun
El Dirigente Politico y Servidor Publico

papi1.jpg

rafael.jpg
Rafael Jose Andrade Rodriguez

El  camino hacia  ti.  (Mi Dios)

 

Eran las postrimerías de las fiestas decembrinas cuando el día nació sin aurora, la noche llego sin ocaso, el reloj amaino su marcha ante la nefasta noticia que hizo aumentar el torrente Sanguíneo y produjo una mirada profunda y distraída al vació, la cual no conseguía explicación de la fortuita despedida  por venir de Cecilia.

 

 

Entonces, se desato una batalla por una veintena de días en contra del  enemigo que broto de las entrañas del  ser querido, mas el triunfo del adversario estaba escrito en las paginas celestiales y este era el peaje de El camino hacia ti, Mi Dios, de Nectario.

 

 

La separación física se produjo y un ramo de espina comenzó su trabajo desgarador. Nectario se convirtió en el cultivador guardián de las semillas plantadas en vidas por la hija amada, a través de sus   hijos la tenia a ella, en su Dios la fe y la esperanza de su nuevo sueño, el rencuentro añorado.

 

 

El tiempo cabalgo incesantemente sin lograr borrar la huella amarga de la partida imprevista. Nectario, en un escrito suyo titulado ¨Una pagina para ti ,Mi Dios¨escribio,¨A ti no se te puede mentir, seria inútil, ni se te puede engañar, nuestro dolor es grande y vivo como el primer día de sufrimiento. Su ausencia nos ha acercado mas a ti, y tu señor mitigas en nosotros esa sensación de lejanía insalvable, de ausencia definita¨.

 

 

Mas  en las paginas de la vidas otra partida estaba prevista, su hija adoptiva Chonita, sostuvo una larga lucha contra el mal insurgente desde su interior, guerrera ejemplar, la cual nunca se doblego, Nectario la describió así ¨nunca en tus ojos vimos una lagrima, ni tristeza, no obstante lo duro de tu enfermedad. El sol brillo siempre en ti y una paz profunda habitaba en ti¨. Y realmente el mal no pudo vencerla, Chonita se despidió cuando ella misma decidió descansar en un día Domingo.

 

 

Los días por venir fueron de un dolor en acrecentamiento, pero el corazón que fue grande para amar, también lo fue para sufrir. Los meses y años trascurrieron en un camino duro, con escalones de nostalgia que conducía hacia el tope de la montaña llamada ¨¨Sufrimiento¨¨, y a pesar de que en tu vía fuiste acompañado por una legión de custodios, tus oídos no respondía a las voces amadas y  tu vos  se fue silenciando, mientras tu mente se disminuía entre tanto pensar y añorar. Y cuando la altitud asomo la cercanía de la cima el aire se agoto.

 

Fue, así cuando al igual que tu progenitora y tu Chonita, elegiste el día de descanso cristiano para tocar a las puertas del cielo, las cuales fueron abiertas por los seres soñados en tu camino hacia Dios.

  

Rafael José Andrade Rodriguez.

 

Su ultima navidad
dsc01080a.jpg
Nectario Andrade L, su hija Isabel y su Nieto Adolfo Federico Brea Andrade

Nectario

 

Servidor publico, esperanza diaria

que nacía con el sol del alba y brillaba pos crespuculo

cual estrella mayor titilante.

 

Docente, suave brisa que acariciaba

los rostros embelecidos por el

sabio  sonido que los bañabas de conocimientos.

 

Amigo, inmenso árbol con follaje de lealtad  y

solidaridad  que bajo su  sombra acogía al

compañero sofocado.

 

Esposo, noble manilla de reloj que

giro paso a paso centrado al ser

amado que eligió para compartir su vida.

 

Padre, buen pastor que crió singularmente

su rebaño dentro de su fe, alimentándolo

de ejemplos de moral y alejándolo de la tentación

material que acecha cual lobo feroz.

 

Nectario, simplemente el mejor servidor,

docente, amigo, esposo y padre que la

vida nos pudo dar.

 

Tú esperanzas, enseñanzas, amistad,

compañía, amor y ejemplos permanecerá

eternamente con nosotros.

 

Rafael José Andrade Rodriguez

  

Pagina diseñada por Isabel E Andrade Rodriguez
Venezuela- Maracaibo- Zulia
Derechos Reservados